SILENCIO, SOLEDAD Subir solo a ùltima hora no fue…

SILENCIO, SOLEDAD
Subir solo a ùltima hora no fue una feliz idea. La niebla iba envolviendo la montaña y ya no se veìa un carajo. Una sensaciòn de sobrenatural, de entrar en el màs allà me sobrecogiò. La tentaciòn de no bajar arriba y dar la vuelta con el telesilla fue grande. Al final bajè, pero esperè hasta que llegaron otros esquiadores para no bajar solo.

Posted by Picasa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s